Convocamos, en consecuencia, a un Congreso en el cual podemos sostener una interlocución acerca del lugar del psicoanálisis, que hoy sigue siendo sostener la clínica del sujeto.

Nos interesan las diversas modalidades en que esto se lleva a cabo; trabajar qué tienen para transmitir los analistas acerca de sus experiencias en los distintos ámbitos en el que realizan su práctica.

Estamos convencidos que sostener hoy esta clínica del sujeto es mantener la vigencia de descubrimiento freudiano, y una posición ética en el mundo que nos toca vivir.

Fragmento de los fundamentos de la Convocatoria al Congreso